Tratamiento con ozono

  • 22 noviembre, 2019

¿Sabías que el ozono se utiliza para limpiar y que es mejor desinfectante que el cloro y la lejía?
Las limpiezas con ozono han surgido debido a la innovación cada vez más marcada en métodos para la desinfección y limpieza de industrias.

Desde principio de siglo esta aplicación del ozono comenzó a utilizarse para el tratamiento de aguas. Hoy en día su empleo con este propósito se extiende al tratamiento de todo tipo de ambientes e incluso en el organismo humano.
El ozono es una molécula compuesta por tres átomos de oxígeno (03).

Cuando estas moléculas entran en contacto con las partículas causantes de infecciones o hedores, los eliminan y se convierten en oxígeno. El ozono aplicado sobre ambientes o superficies manchadas o que desprenden mal olor, tienen numerosos beneficios: desinfección y desodorización.

Debemos partir de que la aplicación más conocida de la ozonización es la desinfección. Elimina olores no deseados, debido a la destrucción de las partículas causantes de este. Esta función se realiza de manera completa, es decir, no cubre el olor molesto con otro como hacen los ambientadores, sino que elimina por completo ese olor, dando como resultado un ambiente limpio, y puro. Descompone y destruye los agentes patógenos presentes en el aire.

El ozono desinfecta y deja buen olor. Sin embargo, no afecta al material sobre el cual se aplica.
Realmente es útil en cualquier situación donde haya un alto tránsito de personas, especialmente si son grupos vulnerables como niños, ancianos, mujeres embarazadas, enfermos o cualquier persona que se exponga a estos patógenos.

No solo para los clientes o las personas que entran y salen de las instalaciones, sino también para los propios trabajadores, y que, por tanto, tienen una mayor exposición, convirtiéndose los tratamientos con ozono en una aplicación mejor en aspectos como seguridad y salud laboral.

También debemos saber que otra de las ventajas de la ozonización es la reducción de costes y una mayor eficacia frente a los métodos tradicionales. El ahorro al evitar la pérdida de mercancía por su mal estado; el ahorro en tiempo y por lo tanto máxima productividad, ya que no hay que parar la actividad y los efectos son duraderos; el ahorro de agua y detergentes en el proceso de limpieza y desinfección
El ozono un producto natural, inocuo y sin efectos secundarios, que nos permite acometer acciones desinfectantes de una manera simple y ecológica.

Elimina de forma efectiva todo tipo de microorganismos. ¡Comienza a respirar un aire de calidad!

Quiénes somos

Limpiezas Muñoz es una empresa especializada en servicios integrales de limpieza, distribución y asesoramiento por nuestros clientes. Ofrecemos un trato personalizado para la higiene ambiental y la gestión de recursos para las necesidades de tu empresa.